PREGUNTAS FRECUENTES

Syringe

la seguridad

¿Son seguras las vacunas para prevenir COVID-19?

 

Las vacunas que previenen COVID-19 que han sido autorizadas para su uso en la población son seguras. Hasta ahora, ninguno de los ensayos clínicos para el desarrollo de las vacunas (lea más sobre cómo funcionan los ensayos clínicos) ha informado sobre problemas de seguridad graves, como cambios en la fertilidad, problemas neurológicos, nuevas infecciones o la muerte. La seguridad de las vacunas ha sido cuidadosamente monitoreada por órganos regulatorios de seguridad gubernamentales e independientes en todo el mundo.


Los datos de estos grandes ensayos clínicos dejan en claro que los beneficios de las vacunas superan los daños de contraer COVID-19.
También es importante señalar que seguro no significa que no haya efectos secundarios. Una vacuna (como muchos otros medicamentos) se considera segura cuando no causa efectos adversos graves. Los efectos secundarios más comunes son dolor e hinchazón en el brazo donde recibió la inyección. Se han notificado algunos casos de reacciones alérgicas, pero son extremadamente raros (1 de cada 300.000 aprox.).


La seguridad de la vacuna ha sido totalmente probada en personas mayores de 16 o 18 años (según la marca). 


Más información: Todos los efectos secundarios reportados de las diferentes vacunas, Lista completa de los ingredientes de la vacuna

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas?

 

Los efectos secundarios más comunes son dolor e hinchazón en el brazo donde se recibió la inyección. Otros efectos secundarios leves que son comunes son fiebre, escalofríos, cansancio y / o dolor de cabeza. Estos efectos suelen durar de 1 a 3 días.

 

Estas reacciones a la vacuna son normales y muestran que su sistema inmunológico está funcionando y preparándose en caso de una infección. Es probable que se le pida que espere de 15 a 30 minutos después de recibir la vacuna COVID-19 para ver si tiene una reacción inmediata.

Históricamente, se ha observado que los efectos secundarios a largo plazo de cualquier vacuna se producen dentro de los 30 a 45 días posteriores a la vacunación. Los ensayos clínicos de fase 3 para las vacunas COVID-19 duraron al menos 90 días y no se observaron problemas de seguridad graves.


Más información:  Complicaciones de COVID-19 frente a efectos secundarios de la vacuna

 

¿Puede la vacuna causar COVID-19?

No, la vacuna no puede causar COVID-19 porque no contiene virus infeccioso (un virus completo y activo capaz de causar una infección o COVID-19). El único agente que puede causar COVID-19 es el virus SARS-CoV-2 (la forma completa e intacta).


El componente principal de las vacunas de Pfizer y Moderna es el Ácido Ribonucléico mensajero (ARNm), el cual es una molécula que por sí sola no puede causar una infección o enfermedad grave. En el caso de las vacunas de vectores virales (AstraZeneca / Oxford y J&J), estas están hechas con virus inofensivos que funcionan como vehículos de transporte para llevar la información de la proteína Spike (S) a las células del sistema inmunológico. Hay algunas empresas que desarrollan vacunas con el virus completo, pero son formas inactivadas o atenuadas del SARS-CoV-2, lo que significa que no pueden causar enfermedades. Las vacunas de subunidades utilizan piezas o fragmentos del virus para desencadenar una respuesta inmunitaria.


Más información: Tipos de vacunas, Lista completa de los componentes de la vacuna, ¿Cómo actúa la vacuna de ARNm?

 

Las vacunas COVID-19 que han sido autorizadas para su uso en la población general son seguras y no causan enfermedades graves de ningún tipo. Durante los ensayos clínicos (lea más sobre cómo funcionan los ensayos clínicos), no se reportaron problemas de seguridad graves. Por ejemplo, no hubo informes de cambios en la fertilidad, problemas neurológicos, nuevas infecciones o muerte. Nadie tuvo que ser hospitalizado como consecuencia de la vacunación.


Después de que las vacunas comenzaron a aplicarse en la población, se han descrito algunos casos de reacciones alérgicas, pero son extremadamente raras (1 en 300.000 aprox.) y son tratables. Las personas con antecedentes de reacciones alérgicas deben esperar en el centro médico durante al menos 30 minutos en caso de que se produzca una reacción alérgica. De esa manera, pueden recibir un tratamiento preciso e inmediato.


Más información: Complicaciones de COVID-19 frente a efectos secundarios de la vacuna

¿Puede la vacuna transmitirme el VIH / SIDA?

 

No, porque la vacuna COVID-19 no contiene virus infecciosos de ningún tipo. El VIH / SIDA es una enfermedad grave causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). El único agente que puede causar el SIDA es el VIH.

 

Esta preocupación surge de un ensayo clínico australiano de la vacuna COVID-19 de la Universidad de Queensland, donde algunos participantes obtuvieron un resultado de VIH falso positivo. La vacuna probada contenía un pequeño fragmento de proteína del VIH que no representaba ningún riesgo para la salud humana. Sin embargo, los participantes generaron anticuerpos contra este fragmento, lo que resultó en pruebas falsas positivas. El ensayo clínico para esta vacuna fue cancelado.


Más información: Lista completa de los componentes de la vacuna, ¿Cómo actúa la vacuna de ARNm?

 

¿La vacuna hace que las mujeres se vuelvan infértiles?

Las vacunas contra COVID-19 que han sido aprobadas para su uso en la población son seguras y no provocan ningún cambio en la fertilidad en mujeres u hombres. Durante los ensayos clínicos de vacunas (lea más sobre cómo funcionan los ensayos clínicos), no hubo informes de alteraciones en la fertilidad o cualquier otra consecuencia grave en los participantes. Estos parámetros fueron cuidadosamente monitoreados por agencias de seguridad gubernamentales e independientes en todo el mundo.


Más información: Lista de todos los efectos secundarios notificados de las diferentes vacunas.

¿Puede recibir la vacuna COVID-19 de manera segura si tiene antecedentes de reacciones alérgicas?

 

Se recomienda a las personas con antecedentes de reacciones alérgicas graves a cualquier ingrediente de cualquier vacuna COVID-19 que no se vacunen (lista completa de los ingredientes de la vacuna).


Para aquellos con antecedentes de reacciones alérgicas graves no relacionadas con los ingredientes de la vacuna, se recomienda la vacunación pero con las medidas de seguridad adecuadas (presencia de un profesional médico con acceso a epinefrina o antihistamínicos).


Los casos de reacciones alérgicas graves que se han informado son extremadamente raros (1 de cada 300.000 aprox.) Y la causa aún no se ha determinado. Todas las personas afectadas fueron tratadas y están bien.


Las vacunas de ARNm (Moderna y Pfizer) no contienen alérgenos comunes, como huevos o metales. Sin embargo, contienen polietilenglicol (PEG), un ingrediente que a veces puede causar reacciones alérgicas.


Más información: Lista de todos los efectos secundarios notificados de las diferentes vacunas.

Syringe

Elegibilidad

¿Quién puede recibir la vacuna COVID-19?

 

Las vacunas contra COVID-19 han sido autorizadas para personas mayores de 16 o 18 años, según la marca (Pfizer: 16 años o más, Moderna y Astrazeneca / Oxford: 18 años o más).


Cada país tiene su propia lista de grupos prioritarios y el orden en el que se aplicarán las vacunas a la población. Para más detalles, consulte las publicaciones oficiales de las autoridades sanitarias de su país y región.

¿Se pueden utilizar las vacunas en niños y jóvenes?

 

Las vacunas COVID-19 aún no han sido aprobadas para su uso en personas menores de 16 o 18 años, según la marca de la vacuna. Dado que los menores de 16 o 18 años no se incluyeron en los ensayos clínicos que se llevaron a cabo inicialmente (lea más sobre cómo funcionan los ensayos clínicos), aún no hay suficientes datos de seguridad para recomendar la vacunación en niños. La exclusión de este grupo (menores de 16 o 18 años) en los ensayos clínicos es una práctica común porque los niños y las personas embarazadas o en período de lactancia se consideran poblaciones vulnerables. Primero es necesario asegurarse  que las vacunas sean efectiva en adultos antes de probarla en poblaciones vulnerables.


Ahora que sabemos que las vacunas para COVID-19 son seguras para las personas mayores de 16 años, los patrocinadores de la vacuna ya han comenzado o van a comenzar los ensayos para niños (por grupo de edad). Pfizer comenzó en octubre de 2020 a probar la vacuna en niños de 12 a 15 años. Moderna comenzó en diciembre de 2020 y AstraZeneca comenzará en febrero de 2021. Para los niños entre 5 y 11 años, las pruebas comenzarán en abril de 2021. Para los más pequeños (<5 años), las pruebas comenzarán en 2022.


Aunque la incidencia de COVID-19 grave es baja en los niños (principalmente permanecen asintomáticos), es muy importante que se vacunen porque es necesario desarrollar la inmunidad colectiva en la población y los niños son parte de la cadena de transmisión.

¿Se pueden vacunar las mujeres embarazadas?

 

Hay datos limitados sobre la seguridad de las vacunas contra COVID-19 en personas embarazadas o en período de lactancia. En este grupo de personas, la aplicación de la vacuna debe ser el resultado de un análisis costo/beneficio y debe ser una decisión conjunta con el médico tratante.


Lo que se sabe hasta ahora sobre la seguridad de las vacunas es que las personas que quedaron embarazadas durante los ensayos clínicos no tuvieron complicaciones por la vacuna (lea más sobre cómo funcionan los ensayos clínicos). Antes de que se realizaran los ensayos clínicos, mientras se seguía probando la vacuna en experimentos con animales, se inyectó la vacuna a ratas preñadas y estas no presentaron efectos adversos (como problemas en el desarrollo fetal o posnatal).


Es importante enfatizar que las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de sufrir complicaciones por COVID-19. Por lo tanto, diferentes organizaciones como los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) recomiendan la vacunación para las personas embarazadas y en período de lactancia. Las vacunas de ARNm (Moderna y Pfizer) se recomiendan principalmente porque la molécula de ARNm se degrada poco después de la inyección, lo que significa que no llegará al bebé. No se recomiendan las vacunas con virus inactivados para este grupo.


Más información: ¿Cómo funcionan las vacunas?

¿Se puede usar la vacuna en personas con una enfermedad que afecte el sistema inmune?

 

Las personas inmunodeprimidas no fueron evaluadas específicamente en los ensayos clínicos que ya se llevaron a cabo debido a preocupaciones sobre la eficacia. En consecuencia, no hay mucha información sobre cómo funciona la vacuna en esta población.


En los ensayos clínicos de Pfizer y de Moderna se incluyeron personas que viven con el VIH (120 y 176 personas respectivamente). En ambos casos, no se reportaron problemas de seguridad. Por lo tanto, se recomienda a las personas inmunodeprimidas que se vacunen después de consultar con su médico.


En conclusión: Se podría esperar una disminución del efecto de la vacuna en esta población, pero eso aún no se ha probado.

Syringe

Eficacia

¿Por qué tengo que seguir usando una mascarilla/cubrebocas si la vacuna es tan eficaz?

 

Las vacunas son muy eficaces para prevenir el COVID-19 grave y, al mismo tiempo, son seguras. Sin embargo, tener COVID-19 no es lo mismo que estar infectado con SARS-CoV-2. Algunas personas (las famosas asintomáticas) están infectadas pero no presentan síntomas o desarrollan una enfermedad. En este momento, todavía no se sabe si la vacuna para prevenir COVID-19 (la enfermedad) previene tanto la infección como la enfermedad, o solo esta última. En otras palabras, existe la posibilidad de que una persona vacunada permanezca asintomática pero aún esté infectada con el SARS-CoV-2 y transmita el virus a otras personas sin darse cuenta.


Es por eso que recomendamos encarecidamente seguir usando una máscara/cubrebocas después de recibir la vacuna, porque las personas vacunadas aún pueden ser parte de la cadena de transmisión.


Además, llevar una mascarilla/cubrebocas es un gesto de solidaridad con aquellos que aún no pueden vacunarse, como los niños, los que tienen reacciones alérgicas graves y algunas personas embarazadas.

Leí en las noticias que una enfermera que se vacunó aún se infectó, ¿cómo es posible?

 

Esto tiene que ver con el tiempo que tarda la respuesta inmune en desarrollar una reacción contra el virus. Una vez que se inyecta la vacuna, el sistema inmunológico comienza a desarrollar una respuesta, tal como lo haría cuando se infecta con el virus. La diferencia es que la vacuna no produce la enfermedad, mientras que el virus sí. Como se describe aquí, generalmente el cuerpo tarda de 10 a 14 días en desarrollar la reacción inmunitaria. En el caso de estas vacunas, la reacción aún puede ser débil, por eso se recomiendan dos inyecciones o dosis. La segunda dosis  funciona como un refuerzo para entrenar aún más el sistema inmunológico.

 

Por lo tanto, solo se puede esperar la protección completa de la vacuna 14 días después de la segunda dosis.

La enfermera a la que se hace referencia en la pregunta se enfermó un par de días después de la primera vacuna, lo que significa que aún no estaba inmune y protegida, ya que no había pasado suficiente tiempo.

Syringe

composición

¿Hay células de fetos abortados en la vacuna?

 

Ninguna de las vacunas COVID-19, ni ninguna otra vacuna, contiene células fetales humanas obtenidas de un aborto. Este tipo de células no son parte de los ingredientes de la vacuna (ver también la publicación sobre los ingredientes de la vacuna).

 

La confusión sobre este tema proviene del uso de la línea celular HEK293 en la investigación de viruses. Una línea celular es un grupo de células que se pueden cultivar en el laboratorio de forma continua, a veces de forma indefinida. Estos tipos de células se utilizan comúnmente en la investigación biológica y médica. Estas células permiten realizar investigaciones en células humanas y probar medicamentos sin tener que dárselo a una persona. Esto permite a los investigadores probar qué es seguro y eficaz antes de administrar cualquier medicamento nuevo a un paciente.

 

Hay muchas líneas celulares diferentes en uso, y una de ellas es HEK293. Todas las líneas celulares se derivan de una muestra humana original, por ejemplo, una célula cancerosa que se obtiene después de que un cirujano haya extirpado un tumor de un paciente. HEK293 se estableció en la década de 1970 a partir de un feto abortado en los Países Bajos. Este fue un aborto electivo y legal según la ley holandesa. En el laboratorio, las células se transformaron con adenovirus. La adición de genes de adenovirus a las células permite que las células produzcan altos niveles de proteína. Las células originales se han multiplicado y cambiado en el laboratorio durante muchos años. Las líneas celulares que se utilizan actualmente en los laboratorios de investigación no son células originales de tejido fetal.

 

Pfizer y Moderna no usaron estas células para desarrollar vacunas COVID-19. Sin embargo, usaron esta línea celular para probar si la vacuna estaba funcionando antes de dársela a las personas. Esto se hizo para probar la eficacia y garantizar la seguridad antes de comenzar los ensayos clínicos con las vacunas.

 

¿Hay un microchip en la vacuna COVID-19?

 

No, no hay microchip en ninguna de las vacunas. El contenido de las vacunas es verificado minuciosamente por agencias de regulación gubernamentales e independientes durante los ensayos clínicos (lea más sobre cómo funcionan los ensayos clínicos).


Más información: Lista completa de los componentes de la vacuna

Syringe

Distribución

¿Quién recibe primero la vacuna?

 

Esto está determinado por la política de cada país, estado, provincia o distrito, y por lo tanto es difícil de responder. En general, los funcionarios de salud pública tienden a dar prioridad a aquellos que son trabajadores de primera línea que trabajan directamente con pacientes de COVID-19, como médicos y enfermeras en los departamentos de la UCI, y a las personas que tienen el mayor riesgo de enfermedad grave y riesgo de muerte a causa de la enfermedad. En el caso de COVID-19, son personas mayores y personas con otras enfermedades. Una vez que haya más vacunas disponibles, todos tendrán acceso a las vacunas, pero eso llevará tiempo, ya que un profesional de la salud debe crear, distribuir y administrar una vacuna para cada persona del mundo.

¿Cómo van a inyectar la vacuna a -70 ° C?

 

Algunas de las vacunas requieren almacenamiento a -20 ° C o -70 ° C. Esto se debe a las propiedades de los ingredientes de la vacuna. Para asegurar su eficacia se requiere el almacenamiento a estas temperaturas. Sin embargo, las vacunas se descongelarán y prepararán para inyección a temperatura ambiente y usted recibirá la vacuna a temperatura ambiente. Mantener las vacunas por corto tiempo a una temperatura más alta para su descongelamiento no afecta la eficacia de las vacunas.

 

¿Es realmente importante lavarse las manos? ¿Es la transmisión por superficies una forma en que se está propagando el SARS-CoV-2?

 

Esta es una excelente pregunta. En resumen: sí, lavarse las manos es importante como medida para prevenir la infección y propagación del SARS-CoV-2. Sin embargo, el virus tiene más de una vía de transmisión, lo que en términos prácticos significa que hay que tomar más de una medida para detenerlo. 

 

El SARS-CoV-2 se transmite de una persona infectada a una no infectada a través de 1) aerosoles, 2) gotitas de saliva que contienen virus y 3) superficies (fómites). Cuando una persona está infectada, produce virus en la nariz y la boca. Cuando la persona tose, estornuda, habla, canta o respira (principalmente respirando con dificultad), las partículas virales están presentes en las gotitas de saliva liberadas (las pequeñas se llaman aerosoles, las más grandes se llaman gotitas respiratorias). Estas partículas de saliva que contienen virus pueden extenderse por todo el lugar y pueden llegar a la boca, la nariz o los ojos de una persona en el área circundante. Además, las partículas de saliva producidas por una persona infectada pueden caer y permanecer en diferentes objetos, como mesas y picaportes. En este caso, otras personas pueden infectarse al tocar estas superficies y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca sin lavarse las manos primero. 

 

¿Cuál de estas rutas de transmisión es más importante? La evidencia actual sugiere que la transmisión por aerosoles y las gotitas respiratorias son las principales vías de contagio. Sin embargo, la transmisión superficial todavía puede ocurrir. Por eso, no te olvides del combo dorado: ¡máscaras, sana distancia e higiene de manos!